Javier Campos - Asesor financiero personal - Finanzas

Tener o no tener dinero es cuestión de actitud.

Es aceptado generalmente catalogar a las personas, según su situación financiera, en tres clases: la pobre, la media y la rica, aunque para mí la clase media es una parte de la pobre pero con suerte.

Se sabe que se pertenece a una clase u otra según el dinero que se tiene pero, en realidad, es según su pensamiento y actitud frente al dinero y la riqueza.

En relación a esto, mi opinión es que existen dos tipos de personas: las que tienen libertad financiera y las que no. Pienso que una persona es libre financieramente cuando puede llevar el estilo de vida que desea para él y su familia. Si analizamos a las personas bajo este prisma, veremos, por un lado, que hay personas que tienen un sueldo y amoldan su vida, y la de su familia, a este ingreso, y por otro lado, personas que amoldan su ingreso a la vida que tienen, tanto él como su familia. ¿Ves la diferencia?

Y todo ello se reduce a, como decía al principio, una cuestión de actitud, de pensamientos o creencias y de sentido común.

La gente que no tiene dinero o no es libre financieramente piensa que el dinero es la raíz de todos los males y tiene cierta vergüenza de “hacerse rico”. Se les ha lavado el cerebro para creer que los ricos son afortunados, egoístas, aprovechados, deshonestos y un montón más de calificativos negativos, cuando, en realidad, se les debería inculcar lo contrario. Se dice que “el dinero no da la felicidad” y eso es una verdad a medias. El dinero, literalmente, compra la felicidad hasta un cierto nivel de ingresos y, a partir de ahí, tener dinero no garantiza la felicidad pero sí hace la vida más fácil y más agradable.

Por eso deberíamos de enfocarnos en diseñar el estlo de vida que queremos para nosotros y nuestra familia y en Javier Campos - Asesor financiero personal - Finanzasconseguir los ingresos suficientes para llevarlo a cabo. Deberíamos dejar de lado aquello negativo que hemos escuchado, que nos han inculcado y que nos han generado “barreras mentales” que no nos permiten “llevarnos bien” con el dinero. Frases como “más vale ser pobre pero honrado”, y yo me pregunto ¿qué tendrá que ver el tener dinero o no para ser honrado?, “más vale pájaro en mano que ciento volando”, y esa seguridad es la que no permite obtener más porque “quien no arriesga, no gana”, “el dinero cambia a las personas”, no las cambia sino que realza lo que ya son pero no han mostrado, y muchísimas más son las que deberíamos borrar de nuestro cerebro

Entonces, ¿no tener dinero es cuestión de actitud? Pues sí, al igual que el tenerlo. Nuestra relación con el dinero dependerá de nuestra actitud y ello nos llevará a catalogarnos como pobres o como ricos.

About the Author Javier Campos

Nacido en 1967 en un pueblecito de la costa valenciana, he tenido siempre la ayuda a los demás como uno de mis principales rasgos. El mundo de la empresa ha sido otra de mis pasiones, decantándome por la parte administrativa y financiera principalmente. Hace un tiempo decidí hacer participes a aquellos que quieran de ese rasgo y de mis conocimientos en pro de la mejora de sus vidas.

follow me on:

Leave a Comment: